VIAJAR CON NIÑOS: KIT DE IMPRESCINDIBLES EN LA MALETA DE TU BEBÉ

Blog: VIAJAR con niños

Si estás pensando en un viaje para disfrutar de las merecidas vacaciones de verano, no te preocupes, te ayudamos a hacer la maleta para viajar con niños y que no te olvides de todo lo necesario para tu bebé.

El calor ya está aquí y esta vez ha llegado para quedarse. ¡Ya era hora! Tenemos ganas de vacaciones, de sol, de naturaleza, de agua salada. Es hora de que te relajes y olvides por unos días las preocupaciones cotidianas. ¡El merecido descanso de la mamá guerrera! Sea cual sea tu plan, es hora de hacer la maleta. Sí, pero nos vamos de vacaciones, no es una mudanza. Así que no es necesario llevar la casa a cuestas cada vez que viajamos con niños.

Todo dependerá de si el viaje es en avión, en tren, en autobús o en coche propio. En este último caso te podrás extender un poco más pero conviene ir ligeros de equipaje, y esto cuando se trata de niños o bebés no es tan sencillo porque siempre pueden surgir imprevistos y quieres estar preparada. Recuerda que solo tienes dos manos y hacer el check in en el aeropuerto, por ejemplo, puede llevarte su tiempo, así que lo mejor será que vayamos lo más cómodos posible.

Así que la primera regla para viajar con tu bebé es sintetizar todo lo que puedas. Usando el sentido común, podrás priorizar y ver qué cosas son imprescindibles. No valen los ’y si’ y los ‘por si acaso’. Si te olvidas de algo siempre podrás adquirirlo en el destino de tus vacaciones en caso de que lo necesites.

Haz tu propia lista:

Un pequeño truco que te ayudará a tomar distancia y ver qué cosas son realmente necesarias en la maleta de tu bebé es hacer una lista con todo lo que consideres necesario. Así podrás ir descartando algunas cosas y será más sencillo acordarte de lo realmente imprescindible.

Te proponemos hacer la maleta pensando en las necesidades que normalmente tiene tu bebé. Así que vamos con nuestro particular kit de imprescindibles en el equipaje de tu peque.

Comodidad

Portabebés. Vais a pasar mucho tiempo disfrutando de la naturaleza y paseando, así que un portabebés es una genial idea para que tu peque se sienta cómodo y protegido. Puedes optar por una mochila o por uno de nuestros fulares portabebés, muy prácticos y con un bolsillo central para que puedas tener algunas cosas a mano. Así tendrás más libertad de movimientos a la vez que el contacto directo con tu bebé favorece el intercambio afectivo. El porteo es una práctica fantástica en cualquier época del año, así que si te decides por unas vacaciones más fresquitas en la montaña, siempre podrás llevarte una de nuestras chaquetas de porteo.

Cita: "...un portabebés es una genial idea que te permite libertad de movimiento. Y además, tu bebé se siente cómodo y protegido"

Hamaca plegable para disfrutar del aire libre. Una buena opción para que tu bebé pueda disfrutar del aire libre es una práctica hamaca plegable que sirve tanto para el descanso en casa como para cualquier viaje. Es un complemento de gran utilidad, sobre todo para los primeros meses de tu bebé. La hamaca es un gran aliado para darle de comer o incluso para que duerma la siesta. Fácil de llevar y plegar, ocupa un mínimo espacio.

Protección

Repelente y calmante antimosquitos, imprescindible. Siempre que se viaja con niños es importante llevar un repelente y calmante para protegerles de mosquitos y otros insectos. Recordemos que su delicada piel es un blanco fácil. El mercado ofrece una amplia variedad de formatos para proteger a los pequeños: toallitas, cremas, pulseras, loción o roll on.

Parasol para el coche. Si viajas en coche, en ocasiones el sol es demasiado molesto. Así que un parasol para el coche siempre viene bien y así protegerás a tu peque de posibles quemaduras.

Gorro y protector solar. Un gorro y crema solar de protección total son imprescindibles para proteger a tu bebé del sol, el calor y las altas temperaturas del verano.

Cita: "Un gorro y crema solar de protección total son imprescindibles"

Ropa

No metas todo el armario. Olvídate de llevar el armario de tu bebé en la maleta. Sintetiza con las prendas más cómodas, combinables y frescas. Ten en cuenta que sean prendas que se puedan lavar fácilmente en el cuarto de baño del hotel o en el camping.

Pañal bañador, dos en uno. No dejes de incluir en tu maleta un pañal bañador para que tu peque pueda jugar y chapotear en el agua a pesar de los imprevistos.

Aseo

Bolsa de aseo. En la bolsa de aseo de tu bebé, no olvides una pequeña esponja, tijeras y crema para el pañal. Si te falta algún detalle, siempre podrás comprarlo. Así que no te preocupes. Nos vamos de vacaciones, no hay que hacer un drama por un pequeño despiste.

Pañales. Haz un cálculo del número de pañales necesarios para el trayecto de ida y alguno de reserva (en caso de que no uses los reutilizables). El resto puedes comprarlo durante el viaje. Al igual que las toallitas, lleva solo las necesarias para unos días y mejor si no son de usar y tirar, así puedes lavarlas fácilmente y no tienes que cargar con paquetes innecesarios. Y no olvides tus pañuelos.

Muselina, una gran aliada. Ten siempre una muselina a mano.  Te servirá de comodín para cambiar a tu bebé, abrigarlo o protegerle del aire acondicionado, taparle durante la siesta o incluso te puede servir como parasol en el coche en caso de olvido. Es tan versátil que puedes usarla como almohada o mantita de juegos. 

Alimentación

Botella de agua, siempre a mano. En estos meses de calor lleva siempre contigo una botella de agua para poder mantener hidratado a tu bebé.

Comida. Lleva solo la comida necesaria para el viaje de ida. Con tanto calor, es imprescindible ir provista de una pequeña neverita con el agua para preparar el biberón y conservar los potitos. En caso de que el viaje sea en tren o en avión, el personal podrá echarte una mano para calentar la comida. 

Babero grande. Para la comida es importante que utilices un babero grande, ya sabes lo divertido que puede llegar a ser este momento.

Sillita de mesa. Cuando salimos de vacaciones, la hora y el lugar de la comida no es tan previsible como cuando estamos en casa. Una idea fantástica es llevar una trona o sillita de mesa para que tu bebé pueda comer con el resto de la familia y se sienta cómodo. Hay formatos muy prácticos que se acoplan en cualquier tipo de mesa. Elige una plegable para que puedas transportarla cómodamente y con respaldo alto y acolchado para que sea confortable.

Cita: "Para que tu peque se sienta como en casa, no olvides su juguete preferido"

Amor y mucha ternura

No pueden faltar en tu maleta dosis de amor y mucha ternura. Siento decirte que en caso de olvido, no podrás comprarlos cuando llegues a tu destino.

Y ahora sí … cierra la maleta con todo lo necesario para tu bebé y listo.

¡Felices vacaciones!

VIAJAR CON NIÑOS: KIT DE IMPRESCINDIBLES EN LA MALETA DE TU BEBÉ
Valóranos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Create a new list