Entrevista | «MI HIJA ES MI FUENTE DE ENERGÍA»

Colombiana de nacimiento y española de adopción, intrépida, viajera, apasionada de la moda y a partir de ahora también nueva imagen de Árbol de Amor. Se llama Beidy Dubhe y tras el nacimiento de su hija Elysia hace siete meses, compagina la maternidad con su trabajo como modelo y profesora de inglés y español. Mujer de retos y enamorada de su familia, hoy nos cuenta cómo transcurre su vida entre España y China, mientras nos plantea un desafío: jugar a adivinar su edad.

Hace siete meses llega Elysia, tu hija ¿cómo te ha cambiado la vida?

Soy mamá primeriza y para mí ser mamá a tiempo completo es algo muy interesante. Es una búsqueda continua por la estabilidad. Conocer a una personita al tiempo que se desarrolla y ver cómo cambia cada día es un regalo. Esto supone conocerme más como madre y a mi pareja como padre. Es un periodo de retos familiares y personales. Sigo ejerciendo como modelo pero muchísimo menos que antes, y aunque a veces pesa, más me pesaría tener que irme a trabajar y dejar a mi bebé con otra persona. Mi familia y mi hija son ahora mi prioridad y cuando los horarios y otros factores lo permiten, sigo haciendo castings. Esto me fortalece y revitaliza mentalmente.

Eres inquieta, curiosa por naturaleza, viajera incansable… Tu vida pasa entre Madrid, Toledo y Hangzhou. Una mujer de retos…

La verdad es que Elysia me dio un embarazo muy bueno, estuve modelando hasta los 6 meses de embarazo. Ahora me cuesta muchísimo separarme de ella y compaginar horarios con la lactancia por lo que el ritmo es completamente diferente.

¿Cómo vives tu maternidad?

Ser mamá es duro. Ha sido después de dar a luz cuando me he dado cuenta y he valorado más profundamente todo el esfuerzo que mi madre hizo para criarnos. Ya la tenía en un pedestal, pero después de ser madre, el respeto, admiración y agradecimiento que siento hacia ella es mucho más profundo. La fortaleza de una madre es increíble. A veces ni yo misma sé de dónde saco las fuerzas. Supongo que las cosas más importantes y especiales de la vida, las que más amas y te dan alegría, cuestan más esfuerzo y requieren más atención.

Ser mamá es duro. Ha sido después de dar a luz cuando me he dado cuenta y he valorado más profundamente todo el esfuerzo que mi madre hizo para criarnos.

Beidy Dubhe asegura que las dificultades y los miedos desaparecen cuando ve la cara de su hija. Como después del parto: “todo el dolor se esfumó cuando la vi”. Defensora a ultranza de la lactancia exclusiva y el colecho asegura que son dos retos superados en su lista.

"Ser madre genera una cantidad de amor desbordante"

Siempre aprendiendo, explorando, evolucionando…

A los 18 años empecé a trabajar como modelo, estuve preparándome para ello un par de años. Ahí es cuando empezó mi pasión por la moda. La de revistas de moda que coleccioné… fueron mis libros de texto. De momento sólo he desarrollado ese aprendizaje profesionalmente como modelo pero también he hecho algunos diseños para mí y para mi familia. Me encanta el diseño de moda y también la fotografía.

También te gusta enseñar…

Sí, soy profesora particular de español e inglés y en colegios e institutos, principalmente fuera de España. Y finalmente, aunque no lo ejerzo de manera profesional, diría que soy artista. Me encanta dibujar, pintar, crear imágenes bonitas, imágenes con significado y con una historia que contar. Todo empezó como un deseo de independencia desde la adolescencia y ahora ya se ha convertido en un hábito de estar siempre activa, generar ingresos y darme la oportunidad de nuevos retos, salir de mi zona de confort y ampliar mis habilidades.

Tenías hambre de viajar y ahora vives en China, ¿cómo llegaste hasta allí?

En España estudiaba Derecho y Dirección y Administración de Empresas y tenía muchas ganas de estudiar fuera y vivir experiencias nuevas, aprender idiomas… El último año de carrera conseguí una beca Munde y elegí China. Yo quería un reto de verdad y ahora aquí estoy, en un mundo diferente. Aquí estudio un máster en Corporate Management, en inglés porque en chino me puede dar algo, y lo compagino con mis trabajos como modelo y profesora de español e inglés. Debería también dedicarme a estudiar chino pero ese objetivo me cuesta un poquito más.

¿Y cómo transcurre tu vida a más de 8.000 kilómetros de aquí?

Para mí la vida aquí es un “cultural shock” diario, desde el clima y la contaminación pasando por la comida, la gente y sus hábitos y costumbres. La ciudad en la que vivo, Hangzhou, es famosa por ser más verde que las típicas Beijing o Shanghai, es uno de los puntos de atracción turística principales de China. A pesar de las diferencias, me he ido acostumbrando y he ido incluyendo cosas nuevas a mi vida. Hay muchas cosas que echo de menos de España, pero cuando estoy en España hay muchas otras que echo de menos de China.

Has encajado a la perfección como imagen de Árbol de Amor, ¿qué ha supuesto esta experiencia?

Trabajar con el equipo de Árbol de amor ha sido muy gratificante. El hecho de trabajar en algo que me encanta pero que debido a mi maternidad no era fácil, me ilusionó muchísimo. Además todo encaja con mi situación reciente y actual, embarazo, lactancia, el trabajo ideal. Así que para mí es un nuevo objetivo conseguido, un nuevo reto superado.

Ahora ya conoces un poquito más a Beidy Dubhe. Mamás con las que nos encanta trabajar y que nos recuerdan que la maternidad es el acto más natural y consciente.  “Ser madre genera una cantidad de amor desbordante”, asegura.

2 comentarios de “Entrevista | «MI HIJA ES MI FUENTE DE ENERGÍA»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Create a new list