Entrevista | «COMPARTIR LA CRIANZA CON OTRAS MADRES ES UN APRENDIZAJE CONTINUO»

Hace cinco años cumplió nació su hija Sua. Y aunque nunca imaginó que hacia la mitad del embarazo tendría que continuar la aventura de su maternidad en solitario, hoy asegura que compartir la crianza con otras familias es un aprendizaje continuo que le llena de vida. Ella es Ana Iriarte García, profesora de yoga de 39 años, que hoy nos cuenta cómo es su vida de madre soltera, una forma de vivir la maternidad que cada vez está más presente.

Aun siendo compartida la crianza a veces no es fácil… ¿cómo te las arreglas sola?

Criar a un hij@ requiere de una atención constante y consciente que precisa de mucho tiempo. Cuando falta la figura del papi es bueno contar con una red de apoyo familiar y de amigos que te acompañe en los diferentes momentos y en el día a día. Tras el parto, Sua y yo vivimos casi un año en casa de mis padres y eso hizo que los primeros meses fueran más fáciles. Todo era muy nuevo y tener ese apoyo familiar fue algo muy importante.  La figura paterna no es una prioridad pero reconozco que hace que todo sea más fácil. Sin embargo esa ausencia se puede compensar con una red de apoyo.

Gestionar el tiempo y buscar alternativas nuevas para compaginar tu maternidad con el mundo laboral ¿cuál es tu secreto?

La verdad es que he llevado muy bien eso de compaginar la maternidad con mi vida laboral y esto ha sido gracias a poder compartir la crianza de mi hija con otras familias que tienen niñ@s de la misma edad. Soy profesora de yoga y si no tengo a alguien cerca para cuidar de mi hija, difícilmente puedo trabajar. Tengo la suerte de tener a familias jóvenes con niñ@s de su misma edad a mi alrededor. Compartimos la crianza de nuestros hij@s y nos ayudamos a cuidarlos y educarlos y así saco tiempo para poder trabajar.

Compartir maternidad y crianza con otras familias, con otras mujeres…

Sí. Compartir la crianza con otras familias y con otras mujeres es un aprendizaje continuo que me llena de vida. Al compartir la maternidad con otras personas, tu hij@ tiene diferentes referentes y eso le enriquece mucho. Cada familia tiene sus normas y así aprenden a desenvolverse en distintos ambientes y situaciones. Son educados y enseñados desde la diversidad de cada hogar.  

Al compartir la maternidad con otras personas, tu hij@ tiene otros diferentes referentes y eso le enriquece mucho. Aprende a desenvolverse en distintos ambientes y situaciones.

¿Qué es lo más difícil de la crianza?

Defiendo la crianza con apego e intento que sea lo más respetuosa que soy capaz y eso a veces no es fácil. Antes de ser madre pensaba, por ejemplo, que no le iba a regañar ante determinados comportamientos pero después vas aprendiendo sobre la marcha. Ser madre es un aprendizaje constante. Mi hija va a una escuela libre y en casa también aprende según sus propios ritmos. Entiendo que hay tantos tipos de crianza como tipos de familias y hogar. Cada uno tiene sus peculiaridades. Una de las ventajas de ser un hogar monoparental es que tú eres la única qué decide el modo y el lugar para criar a tu hij@, por ejemplo.

 

Ana y Sua han disfrutado de la lactancia prolongada durante casi 5 años. “Comida ya preparada, calentita y gratis”, asegura. Es un remedio natural que ya nuestras abuelas utilizaban para calmar, tranquilizar o regalar dulces sueños. Como muchas madres primerizas, ella también tuvo miedo de no poder dar el pecho a su bebé pero enseguida se dio cuenta de que su cuerpo estaba hecho para alimentar y cuidar a Sua.

 ¿Qué sentiste cuando viste a Sua por primera vez?

Mucha alegría y sobre todo mucha magia. Hasta que no la tienes en brazos y le ves la cara, no te lo crees. Te sientes feliz, realizada y con mucha ilusión. Te cambia el foco de la vida totalmente. A partir de ese instante, todo va dirigido a ella. Es un momento en el que echas de menos al papi pero el milagro y la magia de la vida te dan mucha fuerza. En cuanto ves su cara, el miedo y los temores se esfuman y aflora la valentía.

¿Crees que existe una falta de apoyo en el caso de los hogares monoparentales?

Creo que hace falta un cambio estructural. Incluso entre la gente más joven y de mi generación, a veces no te sientes igual de valorada o escuchada simplemente por estar sola con tu hija. Parece que si existe un@ compañer@, novi@ o marido recibes un trato diferente. Es necesario un cambio estructural y de mentalidad.

 

Cada vez son más las mujeres que deciden vivir y disfrutar de su maternidad en solitario, a veces por voluntad propia y otras, por exigencias del guión. Hoy hemos conocido más de cerca a Ana, que ha querido compartir con nosotras su aventura de ser madre en solitario pero nunca en soledad.

Un comentario de “Entrevista | «COMPARTIR LA CRIANZA CON OTRAS MADRES ES UN APRENDIZAJE CONTINUO»

  1. Montse dice:

    Hola soy madre monoparental de un bebé de 3 meses, sin soporte de abuelos ni familia. Querría saber cómo contactaste con familias que quisieran compartir la crianza de tu bebé y si hay alguna organización en Barcelona. Gracias y felicidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Create a new list