EL CALOSTRO, PROTECCIÓN Y ALIMENTO PARA TU BEBÉ

Lo llaman “oro líquido” y una vez que te contemos sus propiedades entenderás porqué. El calostro es un alimento único y… ¿sabes lo mejor? Está adaptado a las necesidades que tiene tu bebé nada más nacer. Es todo lo que necesita. Le proporciona protección y alimento.

En algunas culturas se mantiene la creencia de que el calostro no es bueno y durante las primeras horas se alimenta al recién nacido con otros preparados o incluso se les deja tiempo sin comer. Sin embargo está más que demostrado que esta joya de color amarillento o anaranjado tiene unas propiedades increíbles para el bienestar de tu bebé.

Si durante las primeras horas tienes poca cantidad, seguro que es suficiente. En las primeras extracciones pueden ser entre 3 y 7 mililitros, más que suficientes para unas primeras tomas ricas en nutrientes con grandes propiedades. 

La naturaleza es sabia y la cantidad de calostro que produces es la perfecta para el pequeño estómago de tu bebé. ¿Sabes qué capacidad tiene? No te imaginas lo pequeño que es. Es del tamaño de una cereza. Debes administrar pequeñas tomas, entre 8 y 12 al día. Y no te preocupes si tu bebé se muestra impaciente y succiona de forma continua, está haciendo un buen trabajo que favorece la subida de la primera leche que precede a la leche madura y que suele tener lugar entre las 48 y 72 horas después del parto.

La naturaleza es sabia y la cantidad de calostro que produces es la perfecta para el pequeño estómago de tu bebé. 

 

Este «oro líquido» de aspecto denso y cremoso es un regalo para él ya que sabe igual que el líquido amniótico y esto le proporciona un sentimiento de seguridad y bienestar. Además debes saber que tu cuerpo comienza a producirlo entre las 12 y 16 semanas de embarazo, así si tu bebé se adelanta, tu cuerpo ya está preparado.  

El mejor alimento y el más completo

El calostro es el mejor alimento y el más completo. Su papel es fundamental para crear su sistema inmunitario y su composición presenta un elevado índice de proteínas y nutrientes. Es bajo en grasas, fácil de digerir y cuenta con los mejores componentes para favorecer el desarrollo del bebé. Además favorece las digestiones rápidas, así tu bebé pide con más frecuencia y estimula la subida de la leche.

Previene las infecciones

Es el primer alimento que produce tu cuerpo para tu bebé. Desde la primera gota le aporta una cantidad de defensas realmente eficaz. Alrededor de 2/3 de las células del calostro son glóbulos blancos por lo que se convierte en el mejor aliado para proteger a tu bebé de las infecciones y fortalecer su sistema inmunitario. Ahora ya no eres tú la que le proteges. Los glóbulos blancos producen anticuerpos capaces de neutralizar bacterias y virus. 

El calostro es el primer alimento que produce tu cuerpo para tu bebé. Desde la primera gota le aporta una cantidad de defensas realmente eficaz.

 

El calostro contiene inmunoglobulina A (que protege las mucosas del intestino, la nariz y la garganta de tu bebé), carbohidratos y un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Además sus altos niveles de sodio, potasio y cloruro contribuyen a estimular el crecimiento del corazón, el sistema nervioso central y el cerebro.

Durante la primera hora de vida, el bebé permanece en un estado de activación y alerta que le permite descubrir por sí solo el agarre correcto de una forma innata y natural. Los expertos aseguran que el agarre precoz activa más receptores de prolactina, la hormona que produce la leche.

Y recuerda que el agarre es de vital importancia para tener una lactancia feliz. Dar el pecho no tiene por qué doler. Pero si el agarre no es el adecuado, la leche no le llegará correctamente a tu bebé y puede lastimar tus pezones.

Algunas pistas para saber si su agarre es el correcto

Y para saber si el agarre de tu bebé al pecho es el correcto, a continuación te ofrecemos algunas pistas que pueden ayudarte:

  • La boca del bebé debe estar bien abierta.
  • Los dos debéis estar pegados cuerpo con cuerpo (la cara del bebé mirando hacia el pecho y su cabeza y su cuerpo deben estar en línea recta).
  • El mentón y la nariz, cerca de tu pecho.
  • Labios evertidos, sobre todo el inferior bien doblado hacia abajo.
  • Otra señal es observar más areola por encima de la boca del bebé que por debajo (agarre asimétrico).

La composición del calostro hace que se convierta en las primeras defensas que le facilitas a través de la leche para reforzar su sistema inmunitario. El “oro líquido” es el mejor regalo que puedes hacerle a tu bebé.

 

Valóranos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Create a new list