8 TIPS PARA SOBREVIVIR A LA PRIMERA SEMANA DE LACTANCIA

Los primeros días con tu bebé son los más felices de tu vida pero también son momentos de incertidumbre, retos y desafíos sobre todo si eres madre primeriza.

Por eso hoy queremos compartir contigo trucos y recomendaciones para que ambos podáis disfrutar de una lactancia feliz y te contaremos los principales consejos o tips para sobrevivir a la primera semana de lactancia.

La falta de sueño, el periodo de adaptación mientras te recuperas del parto, el miedo a no estar a la altura, todo el mundo quiere ayudarte con sus consejos y comentarios sobre cómo, cuándo y de qué modo debes darle el pecho a tu bebé… A veces la primera semana se convierte en un agobio que en ocasiones se traduce en ese temor a no estar a la altura, cumplir con las expectativas y en definitiva no saber cómo ser esa super madre que todo el mundo espera que seas…. Y todo mientras te recuperas de un parto que en muchos casos ni siquiera ha ido según lo previsto.

1. Dale teta nada más nacer

Es muy importante iniciar la lactancia justo después del nacimiento durante la primera hora después del parto. Es en esos minutos cuando tu bebé es capaz de descubrir el agarre correcto. El agarre precoz activa mayores receptores de prolactina, la hormona que produce la leche y el contacto piel con piel nada más nacer es vital para favorecer los vínculos afectivos madre e hijo.

 

2. Asegúrate de que existe un buen agarre

El agarre es de vital importancia para que ambos disfrutéis de una lactancia feliz. Dar de mamar no tiene que doler pero si tu bebé no se agarra correctamente puede ser que te lastime los pezones el agarre.

Para saber si está llevando a cabo un buen agarre fíjate en que su boca esté bien abierta y ambos permanezcáis pegados cuerpo con cuerpo. Su cara mirando hacia tu pecho con el cuerpo y la cabeza en línea recta y el mentón y la nariz, cercanos a la teta. Los labios evertidos, sobre todo el inferior bien doblado hacia abajo y observar más areola por encima de la boca del bebé que por debajo son otros de los signos de buen agarre.

3. Teta a demanda

Deja que tu bebé mame todo el tiempo que quiera hasta que él mismo suelte la teta. Debe mamar tantas veces y el tiempo que desee, es la forma en la que producirás toda la leche que él necesita. Y en caso de que no quiera no le fuerces a mamar. Es importante que pases con él el máximo tiempo posible, esto es algo fundamental sobre todo durante los primeros días.

4. Ponte cómoda

Vas a pasar gran parte del día y de la noche dando el pecho a tu bebé así que tu comodidad es algo muy importante. Hazte con un buen sillón, un cojín de lactancia y un buen reposapiés para que tu cuerpo no se resienta. Te recomendamos que tengas a mano todo cuanto puedas necesitas ya que las tomas durante los primeros días suelen ser largas.

5. No estímulos en las tomas nocturnas

La lactancia puede ser agotadora en las primeras semanas ya que el bebé necesita de ti durante el día y la noche. Durante las tomas nocturnas evita encender demasiadas luces y cambiarle el pañal a menos que sea necesario. Al final de la toma no le acunes para que le sea más fácil retomar el sueño.  

6. Asesoramiento temprano

El asesoramiento de un profesional o asesora de lactancia en el hospital os hará más fácil iniciaros en la lactancia. Tras el vaivén de emociones y retos de la primera semana, si tienes cualquier duda o consulta no dudes en ponerte en contacto con una asesora de lactancia o buscar ayuda en uno de los múltiples grupos de apoyo a la lactancia que están repartidos por toda España.

Puedes consultar el directorio de la página web de la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia para ver cuál es el más cercano a tu domicilio o localidad.   

7. Confía en ti

Confía en ti y en tu instinto: eres capaz de producir toda la cantidad de leche que tu bebé necesita. Aléjate de falsas creencias o mitos, que no hacen otra cosa que crearte más inseguridad. Ni tienes que beber leche para producir más leche, ni la baja producción se hereda. Tu bebé es quién controla la cantidad de leche que produces.

8. Ropa de lactancia

La ropa de lactancia es una gran aliada para hacer más cómoda la primera semana de teta. Tu cuerpo está recuperándose del parto por lo que las prendas deben ser lo más cómodas posible. No te preocupes si te apetece pasar el día en pijama, lo importante es que tú bebé tenga un acceso fácil y rápido y que tú no tengas que hacer movimientos incómodos. Nuestros pijamas de lactancia te ayudarán además a sobrellevar las tomas nocturnas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Create a new list